viernes, 1 de diciembre de 2017

Cien caballos negros

Cien caballos negros y un tapiz en mis manos deshiladas.

La niebla convertida en ráfaga,
un color inventado por niños perdidos que descansa sobre nuestras lenguas.

Dormita en el frío aire aquel rincón sin memoria dónde las pestañas naufragan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario